el espiritu Varan

Los talleres Varan son tambien una forma de pensar

Algunas opciones y algunos principios generales son propuestos para los talleristas ;

Toda película inventa su sistema de expresión, a veces por fuera de las reglas y de las costumbres. El cine documental no puede implantar sobre el mundo un dispositivo predefinido, hay que imaginarlo, ensayarlo, ajustarlo ; En los Talleres Varan, no damos recetas para realizar o editar una película, porque no existen. Nosotros buscamos acordar las miradas y el juicio alrededor de nociones fuertes : el interés, la sinceridad, el respeto de las personas filmadas, la probidad de una aventura de realización que el montaje precisa y refuerza.

Todo rodaje documental tiene un elemento muy fuerte, el imprevisto : la realidad sobrepasa las ideas preconcebidas, los personajes no se dejan reducir a los arquetipos. Conviene ajustar continuamente la película a ésta complejidad, la experiencia de la realización debe modificar y enriquecer nuestra mirada.

No se trata únicamente de describir la realidad, sino de cuestionarla. INo hay neutralidad en la mirada documental, las películas abren una ventana sobre el mundo y están inevitablemente atravesadas por él. Pero el documental no pretende ser un sistema de conocimiento, sino una puerta para pensar : lo que debe guiar una película es su cuestionamiento y no sus respuestas..

La seriedad de la observación no impide mantener el interés de la dimensión dramatúrgica : la película puede tener misterio, suspenso, sorpresas, vuelcos, puede dejar espacio para la emoción.

La "realidad" no se "graba" simplemente en cintas magnéticas, hay que ponerla en escena. Hacer una puesta en escena no es sinónimo de manipulación, hay que tener en cuenta que todo documental elabora su punto de vista. Organizar en una « representación interpreta la realidad construye personajes.



Copyright © 2008 VARAN | Ateliers Varan, 6 Impasse Mont-Louis - 75011 Paris - Tél. : +33 (0)1 43 56 64 04 - Fax : +33 (0)1 43 56 29 02